martes, 4 de septiembre de 2007

No todo fue naufragar…



"No todo fue naufragar…"

siempre hay una astilla rescatable que reflota en la zozobra

2 comentarios:

GaMe dijo...

Entonces la palabra
puede ser nuestra balsa
en el vértigo del oleaje
en la creciente del pánico...
Para redimirnos del desastre
para liberarnos del espanto.

Me sigues,
te sigo.
Un placer.

Besos Poeta.

María Inés dijo...

Horacio:
¿Sabés que sí?
De todo naufragio, por grande y apocalíptico que parezca, siempre flotan astillas que nos hacen desarrollar la confianza en que no todo está perdido...